Quiénes Somos

Una Iniciativa Intercongregacional


Nuestra estructura es única. Somos una Fundación creada en 2002 por los Religiosos Camilos para la gestión del Hospital Residencia Sant Camil, ubicado en Sant Pere de Ribes (Barcelona), actualmente gestionado por la Generalitat.
En 2012, dando respuesta a una petición de diversas instituciones religiosas, se puso en marcha el Programa de Atención a la Vida Consagrada, entendiendo que sería positiva una comunión de diferentes carismas y ministerios en torno a un programa compartido de atención a los religiosos en situación de fragilidad o dependencia. En este Programa damos entrada a las congregaciones que atendemos en los órganos de gobierno de la Fundación, generando una relación de ayuda mutua fundamentada en la confianza entre personas e instituciones de la Iglesia.

Misión

La misión de la FUNDACIÓN HOSPITAL RESIDENCIA SAN CAMILO, en su Programa de Atención a la Vida Consagrada, es promover la salud integral de cada persona conjugando competencia y humanidad, con un estilo propio y diferenciado, de inspiración cristiana y basado en la humanización de la asistencia.

Asistencia que, además de cuidar, diagnosticar y tratar los enfermos y residentes en cualquier fase de su vida, busca prevenir la enfermedad, aliviar el sufrimiento y acompañar al enfermo. Por ello ofrecemos una serie de servicios asistenciales y generales que van desde dinámicas de terapia ocupacional y envejecimiento activo hasta tratamientos médicos y programas de enfermería, en función de la dependencia de la persona. El objetivo último es perseguir una alta calidad de vida en cualquier fase de la vida de las personas.

Para llevar a cabo este ambicioso proyecto, la Fundación cuenta con su mejor recurso: las personas que lo conforman.

Nuestro Valor Añadido

  • La comunión de diferentes carismas y ministerios entorno a un programa de atención compartido

  • La generación de una relación de ayuda mutua fundamentada en la confianza entre personas e instituciones de la Iglesia

  • La posibilidad de que las instituciones participantes formen parte de los órganos de gobierno de la Fundación

  • La corresponsabilidad de las instituciones participantes en la planificación y evaluación del programa

Las Cuentas Claras

  • Basamos la administración de los recursos en la austeridad y la eficiencia
  • Hemos renunciado a los beneficios económicos
  • El precio de los servicios se ajusta al coste de los mismos
  • Justificamos detalladamente los conceptos facturados y sus importes
  • Mostramos con total transparencia las cuentas de la Fundación a cada entidad participante

Más corazón en las manos....